IT PUBLISHES YOUR WRITINGS // Publica tus escritos

To publish in this space, send his works specifying name and surname, locality and country by e-mail to: escobarlarevistadigital@gmail.com
Matter: My Poem or My Story
INDISPENSABLE: To include a brief biographical review to avoid the plagiarism

*********************************
Para publicar en este espacio, envíen sus trabajos especificando nombre y apellido, localidad y país por correo electrónico a: escobarlarevistadigital@gmail.com
Asunto: Mi Poema o Mi Cuento
IMPRESCINDIBLE: Incluir una breve reseña biográfica para evitar el plagio

TRADUCE...

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Washington Daniel Gorosito Pérez: POEMAS

CONTEMPLACIONES
  
El hombre,
contempla el espacio enorme,
elegíaco que lo absorbe.

Los árboles parecen figuras malignas
cuya seca rigidez
puede convertirse
en cualquier momento
en desenfrenada furia.

La catástrofe
llegará a su culminación.

El círculo se cierra como un caracol,
y nos descubre inermes.
  

MIRADA PÉTREA
  
Un mundo artificial y urbano,
un tiempo anterior al tiempo,
durante el cual, este planeta
estaba empeñado en la tarea
de darse forma propia.

Lo fluido cristalizó.
Las piedras se congelaron
en columnas hexagonales.

Hay un ojo
en un bloque de basalto.

Un ojo de piedra,
que parece haber crecido
por sí mismo.

Los bloques basálticos
parecen criaturas
que se organizan, con mudas miradas.

Son los huesos de la tierra.


LA NOCHE

 Un viajero avezado
que encuentra penurias en su ruta.
No hay grandes alegrías,
sí, largas caminatas
casi inútiles,
en el mundo del viajante
un camino iluminado
por incontables faroles.
Lunas y soles muertos
por sueños e insomnios.
Al final,
siempre está la noche.
  

LETRAS DISPERSAS                 
                                          El presente es perpetuo.
                                                    Octavio Paz

Las maravillas  de la vida
se revelan de una manera inesperada
ellas florecen para quien aprenda
a creer en su existencia.

El presente como el futuro
se cruzan en un mapa
cual coordenadas
que indican un punto
entre innumerables senderos posibles.

El domesticar las palabras
después de un combate encarnizado
pero silencioso,
entre la mente
y lo que dicta la razón,
entre lo que se desea
y lo que se puede tener,
entre lo que quedó sin decirse,
y lo que no es,
ni evidente, 
ni tangible,
entre letra y letra.
Palabras que se pierden
como una bocanada de aire fresco,
en medio de un ambiente enrarecido.
Respira fuerte para llenar tus pulmones
y tu mente
de letras dispersas.


FUTURO  
                         Nombrar la desesperación es trascenderla.
                                              Lautreamont.

No vendo predicciones.
Tengo una visión regresiva y retrógrada del progreso.
Vamos hacia la deliciosa barbarie. 
Las profecías apocalípticas siempre se cumplen.
El progreso, 
es una superstición
como cualquier otra.
Desconozco la futurología.

Acumular ciencia, conocimientos, tecnología,
no es progresar.
El futuro es una pendiente,
por la que empezamos a caer,
desde el momento de la concepción.

Nacer es comenzar a agonizar
el futuro, quizás abriga esperanza para la humanidad.
Pero es derrota para el individuo.
El futuro es arbitrario, imposible de controlar,
ni siquiera me consta que habrá un mañana.
En el futuro nada es certeza,
imposible guiarlo, asegurarlo, enriquecerlo.

Más que cambio, 
el futuro implica una sensación de cambio.
Hay veces que tengo necesidad de cambio, 
y veces en que me es necesaria la permanencia
y la estabilidad.

Los buenos y los compasivos creen en el progreso,
en el sentido de una mejoría de la condición humana,
en una sociedad armónica, noble y buena.

En una vida bucólica ,alejada de lo urbano,
de lo industrial, de lo artificial,
de la barbarie tecnocrática.
Hermosa utopía.

Por mi parte,
percibo al futuro, decadente,
cuesta abajo como el tango.

En el mejor de los casos,
lo imagino como algo estático,
en el que nada pasa,
en el que toda da vueltas sobre sí mismo.

No tengo valor para imaginar el futuro.
Quisiera ser un ingenuo.
nada quiero saber del futuro,
con todo su cortejo de noticias,
de acontecimientos, de sucesos, de sorpresas.

No me interesa el futuro.

Un futuro que ya no está, 
que ya se fue.
superar mi futuro, 
dejarlo atrás,
sin llevarlo a cuestas,

Me conformo con el presente,
con este ínfimo pedazo de eternidad.
Que el presente se prolongue
como el prólogo de un libro
que nunca se escribe.

Que ya no pase el tiempo,
quiero quedar desterrado para siempre del tiempo.
Todo quieto, cristalizado,
que no se mueva ni una hoja.

Que nada fluya
la gota que cae que quede suspendida en el aire,
que nada se desmorone.

Sin horas, sin minutos, sin segundos,
ni siquiera instantes.

Cada momento que pasa me pesa.
Sin sumar, sin restar,
sólo escuchar como no transcurre el tiempo.

Sin que principie el tiempo
sin que luzca el tiempo
cansado de que pase el tiempo
ya sin la lentitud del tiempo
un tiempo que ya no es implacable
ni la brisa de las horas
ni el vendaval de los años
ya sin los tiempos que ya pasaron,
sin los tiempos que vendrán,
sin que nos quede poco tiempo

Este instante detenido en una cósmica explosión
sin tiempo para amontonar inútiles recuerdos
arrumbar de antemano el futuro.
alejarme de esa muerte lenta, a pedazos,
que son los días, meses y los años.

Medidas de tiempo que ya no están a mi alcance
quedarme con estos dolores,
con estos sinsabores,
con estas ausencias y con estas nostalgias.

Permanecer en una infinita lentitud,
holgada,
perezosa,
leve.

Sin perder el tiempo con sermones,
ni darlos, ni recibirlos.
me subleva que me quiten el tiempo,
me anula y me paraliza.

Ya no sé que hacer con mi tiempo.
No logro enfrentarme al tiempo.
Estoy saturado de tiempo.

Dejar el tiempo perdido y marchito
tiempo que no termina
pero deja de existir.


CLARIDAD
                            Somos nebulosos, es nuestro mal.
                                          Marc Chagall

¿Cuales son los límites de la noche?
¿Hay nostalgia en la sombra?
Mi mente ya enajenada
busca la claridad.

Mi energía está mal orientada 
¿Cómo escribir poesía?
cuando hay tantas cosas útiles por hacer...

Descargo mis frustraciones
en unos cuantos versos
en los cuales se incluyen
trocitos de esperanza.


DESAPARICIÓN
            ...cada ínfimo instante del ayer.
                                              Jorge Luis Borges

Veía con ojos soñadores,
toda la belleza a su alrededor,
el mar, sentía el sol ,
y sabía que tenía que desaparecer
cierto tiempo
de la superficialidad humana.

Con su grito, trató de rasgar,
los puntos cardinales.
Es arisco, un potro libre que cabalga,
en busca del amanecer.

Su huella, se borra,
sus músculos tensos comunican libertad.

Es trueno a veces,
otras es viento
tormenta que se encuentra con una realidad,
ambigua y decepcionante.

El mundo se deteriora
los objetos involucionan y se pudren,
los muertos también en una muerte posterior,
las conciencias se extinguen,
en el ayer...


ESTRELLA DE MAR

Este mar no es amigo de nadie,
su corazón está afligido,
el tumbo de las olas
lo conduce hacia las fauces,
se balancea con el viento y
siente un agrio placer.

Llega el anochecer con su luto pasajero.
el movimiento no se detiene.

Es llamado por las estrellas,
ínfimos ojos que guiñan luminiscencias.

Se presenta un amplio horizonte purpúreo.
Agitación de luz,
de la última estrella  que se pierde
en el espejo espumado.

Cuando se canse de navegar
se dará cuenta
que será otro día naufragando.


DESCENSO
                           ¿De que sirve rebelarse para encontrar 
                            de inmediato, el universo intacto?
                                                          Ciorán

 Descendemos
de eso no hay dudas.
La paz endeble en que vivíamos
se ha roto para siempre.
¿qué nos queda?
Escoger entre el conformismo
y la sedición.
Callar o escribir,
sólo eso nos queda.
Eso sí,
aborrecer la neutralidad,
existir a pesar de todo,
a pesar de los presagios, 
de la perdición.
Descendemos,
como el sol al final del día,
y como la luna
nos rebelamos.


SILENCIO   
                               “No me agrada esta calma,
                                 este silencio muerto”
                                        Oliverio Girondo

Sólo ha quedado una leve nostalgia
los pájaros con sus plumas polvorientas
descienden planeando como leves sombras
sin muros que los contengan.

Un paso más de esta loca carrera contagiosa
en el camino del viento,
los trinos temerosos
son ecos del futuro soñado.

Ojos que algún día brillaron
de felicidad
hoy gritan su llanto.

Bocas que algún día gritaron,
hoy callan su dolor.
Sólo buscan descubrir
de que está hecho
el silencio.


DESCARRIADOS      
                                        “Todos marchamos descarriados;
                                           el menos imprudente es aquél
                                           que más pronto llega a arrepentirse”.
                                                                              Voltaire

Prisionero del olvido
un hombre transfigurado
de pie frente al mundo.

Testigo y partícipe
de tantas palabras...
y poca memoria.

Vive un tiempo
que sabe a amargura
tiempo frío, tiempo incierto
que no se ansía.

Permanece, sobrevive, 
se esfuman los objetos, el instante,
lo gana la bronca del ayer,
la desilusión del hoy.

En la maraña de los tiempos
que devora calendarios
el andar se detiene, regresa
y cobra víctimas.

Se oyen quejidos y llantos.
Los sueños se hacen cenizas,
miles de espejos rotos
no dejan ver esperanzas,
sólo tristes finales anunciados.

El hastío y el miedo
te encarcelan.

Has ido cerrando heridas
mientras tu piel agrietada
por el barro del camino
sangra en una tierra escrita
por el labriego ultrajado.

La monotonía del caos febril,
se une al progreso que aplasta vidas,
almas y cuerpos.

El sonido de fatídicos tambores
clama por batallas
donde se presente una vez más
la desdicha gris de las espadas
que nos hundirá para siempre 
en las sombras infernales.

No se acallan los gemidos,
colores ocres y vagos
pintan tiempos de condena.

Descarriado el futuro ,
un sueño desdibujado
que se pierde en lontananza
y es el gran ausente.


DESTIERRO

El mundo se envuelve
en su manto de tiempo.
Por doquier hay lágrimas rojas,
de sangre  inocente,
meticulosa sangría del futuro.

Feroces fisuras,
presenta la humanidad.
maduran los cartuchos 
y
duermen los pájaros.

Enormes cicatrices nos cubren,
y el hombre incólume
cual mole de granito
acata el grito brutal
con impotencia.

Se esperan vientos, 
que alejen esta cruel realidad
de destrucción activa,
y que no arranquen
de los espíritus, 
secretos guardados en el gran libro
de la memoria humana.
Pasa el tiempo
y se opaca la luz ...
Hay un río de lágrimas
que el cielo
derrama sobre nosotros
buscando despertar las últimas esperanzas
desterradas en el sueño.

Quieto se queda el mundo
sólo escucha
nudos que se cierran
con lenta agonía,
de pájaros sobrevivientes.

En un mundo sin presencias ungido por un llanto sin lágrimas.
Confusión, desorden y desaliento
en el destierro humano.

  
NAÚFRAGO

El mar lo atrapó,
le provocó profundas pulsaciones,
al seguir a sirenas sibilantes
cual serpientes.

Esos cielos infinitos
de añiles pálidos.

En su mirada quedaron para siempre
duendes de espuma y sal.

Él
que 
había vivido
aferrado a la tierra,
q la roca.
Trató de  gobernar las olas engañosas,
que guardan la impenetrable
eternidad del misterio náutico.

Ese mar infernal,
que azota, cruel despiadado.

Un mar
de neblinas
y de olvido.

Un mar que no cesa en
vocalizar espumas interminables.

Un mar que lo llevó
a la orilla del silencio.


SUEÑOS PERDIDOS

Hubo un comienzo,
un tiempo ,
cuando los dioses todavía
no estaban lejos.

Un tiempo,
antes de que la única forma
de trato con ellos
fuera medirse en lucha.

El mundo estaba
mejor
pensado.

Mejor imaginado de lo que es,
desde hace ya largo tiempo.

Si no ha merecido
hoy nada mejor.

Debe haber vivido en ocasiones
algo mejor,
aunque sólo fuera en sueños,
mejores de los que nos son dados
hoy día
si no hay sueños,
no hay mundo ,
sobre ellos descansa
la humanidad.

Washington Daniel Gorosito Pérez
Publicar un comentario

Entradas populares